1 abr. 2011

"Hasta pronto", gritó, y luego corrió al lado a la casa de Margot.
"Me estoy yendo", dijo.
"¿Dónde?" le preguntó Margot.
"Dos semanas", dijo Mitchell.
"¿Dónde queda eso?" Margot  le preguntó.
"Está en todas partes voy a estar después de caminar durante dos semanas," dijo Mitchell. "He vivido en el mismo lugar durante mucho tiempo. Es hora de que me vaya a otro lugar."
"No"dijo Margot, "Sólo has vivído quince años aqui al lado."
 "Dieciséis", dijo Mitchell.
"Quince, dieciseis, ¿cuál es la diferencia", dijo Margot. "Yo quiero que te quedes al lado para siempre."
 "No puedo", dijo Mitchell. "No quiero despertar en la vieja habitación de siempre y tomar el desayuno en la vieja cocina de siempre. Todas las habitaciones de mi casa son la misma vieja habitación, porque he estado allí demasiado tiempo. "

"Y cuando me miras piensas: la misma cara de siempre, la misma ropa de siempre, el mismo tamaño de siempre, el mismo caminar de siempre, el mismo hablar de siempre, la misma Margot de siempre", le reprocho Margot.
"No," dijo Mitchell, "me gusta tu cara, tu ropa, tu tamaño, tu caminar y tu hablar."
"Me gustas". Contesto Margot
"Tú también me gustas", dijo Mitchell. Caminó a través de la puerta y dijo, "Debo empacar"






Me dicen que usted está aquí para quedarse ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario